RSS

El desafío individual de ir contracorriente

17 Ago

El estar a la moda, en sintonía con la corriente histórica, más allá de que genera seguridad psicológica, puede entrañar una forma de obediencia sutil a lo establecido, en desmedro de la autonomía individual.

Una de las grandes debilidades del hombre es sucumbir a la autoridad anónima del sentido común y la opinión pública, en su carácter de instrumentos del conformismo.

En “El medio a la libertad” el psicólogo Erich Fromm llama la atención sobre la situación ambigua del hombre moderno, alguien que liberado de los lazos de la sociedad tradicional, no sabe sin embargo qué hacer con la autonomía conquistada.

Aun cuando la nueva situación le ha proporcionado independencia y racionalidad, la libertad le genera una angustia existencial intolerable. Y esto porque ahora tiene que optar por sí mismo, y hacerse responsable de sus actos.

Como esta perspectiva es desafiante, el hombre busca seguridades en algún poder externo a él mismo, que lo arrope y lo exima de tener que decidir por su cuenta.

De esta manera cae en los mecanismos de evasión, los cuales destruirán su anhelada libertad y la integridad de su yo individual. Uno de esos mecanismos, alerta Fromm, es el autoritarismo.

Este fenómeno consiste en la tendencia a abandonar el yo individual para fundirse en algo o en alguien exterior, a fin de adquirir la fuerza de la que el yo mismo carece (el culto a la personalidad del jefe de Estado, en los nacionalismos y fascismos, ejemplifican la modalidad).

La sociedad de consumo también ofrece mecanismos de evasión de la libertad. La ideología del tener, que vocean los agentes mercantiles, propone abandonarse acríticamente a las promesas de los objetos.

El problema de la sociedad contemporánea, diría Fromm, no es el exceso de individualismo, sino los cortocircuitos que lo bloquean, es decir el miedo a la soledad y a la responsabilidad que el uso de la libertad suscita.

En este sentido cabría preguntarse, ¿hasta qué punto nuestros pensamientos y deseos no son realmente nuestros sino que los hemos recibido desde fuera? ¿Hasta qué punto no nos hemos transformado en autómatas?

“¡Sean valientes y vayan contra la corriente! ¡Y siéntanse orgullosos de hacerlo!”. La arenga del Papa Francisco a los jóvenes es acaso un llamado, en un sentido, a recuperar la individualidad frente a las costumbres y modas de la época.

Pensar y actuar siguiendo patrones axiológicos libremente aceptados, y a conciencia, es optar por no seguir siempre la corriente, es resistir el empuje de la muchedumbre, es enfrentar la tiranía del conformismo social, o los imperativos de la opinión pública.

Pero declararle la guerra a la omnipotencia de las convenciones en vigor en cada época, asumir que muchas veces el precio de la libertad es el aislamiento social, supone una dosis de coraje nada desdeñable.

“Es preciso apelar a ingentes fuerzas contrarias para poder oponerse a ese natural, demasiado natural, progressus ín simile (progreso hacia lo semejante), al avance del hombre hacia lo semejante, habitual, ordinario, gregario -¡hacia lo vulgar!”, escribió el filósofo Friedrich Nietzsche, quien creía que el instinto gregario solía ser muy fuerte.

Vivir, en suma, no consiste en someterse sin más a los patrones incuestionables de la época histórica, sino muchas veces en cuestionarlos y llegado el caso en desobedecerlos. Un mensaje contra el conformismo y contra aquellas fuerzas anónimas e impersonales que amenazan la autonomía de las personas y su libertad.

 

© El Día de Gualeguaychú

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 17/08/2013 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: