RSS

Archivos Mensuales: julio 2012

La clase media, entre el orgullo y la culpa

Los libros de sociología engloban bajo el concepto de clase media a aquellos individuos que ostentan un nivel socioeconómico medio. La categoría sociológica despierta, sobre todo entre nosotros, pasiones encontradas.

En el sistema de clases que rige en el régimen capitalista están los que ocupan una posición intermedia en cuanto a poder, riqueza y prestigio. Se trata de un grupo heterogéneo ubicado entre la clase o baja y la clase alta.

Puede incluir en sus filas desde pequeños industriales y comerciantes, pasando por técnicos y profesionales independientes, hasta empleados de la burocracia estatal y obreros.

Tradicionalmente, la clase media es considerada como la mayor representante de la población en los países desarrollados. Y este es un punto clave: material y culturalmente es burguesa.

Y la burguesía, como se sabe, es la clase social que derrocó a la aristocracia feudal e instauró el capitalismo como organización social y económica. Sus miembros se destacan en el comercio y la industria.

Por tanto, la clase media es sinónimo de bienestar económico, de consumo y de confort capitalista. Por carácter traslaticio, estar contra el capitalismo equivale poco menos que oponerse a la clase media.

Carlos Marx, el gran antagonista del sistema, a mediado del siglo XIX anunció el derrumbe del capitalismo en los países económicamente más avanzados.

Él creía que la polarización de dos clases sociales, entre una minoría capitalista y una mayoría de proletarios empobrecidos, haría que esta última se sublevase, instaurando así una sociedad comunista donde desaparecería la propiedad privada.

Pero la revolución no se produjo ni en Inglaterra ni en Francia ni en Alemania, sino en un país feudal como Rusia. ¿Qué pasó? Pues en los países de alto desarrollo capitalista, los que en teoría debían rebelarse, los obreros, mejoraron su condición, olvidándose de la revolución.

La izquierda se ha lamentado siempre de la reconversión del capitalismo histórico, en virtud de la cual popularizó el amor a la vida burguesa, y al sistema en general, creando la “clase media”.

De aquí viene el desprecio hacia lo miembros de esta clase, a los que se vincula básicamente con rasgos mezquinos, crueles e insensibles. Una clase “egoísta”, que sólo piensa en ella y su buen pasar material.

El escritor Enrico Udenio ha captado que el grueso de la sociedad argentina ama los valores burgueses de clase media, pero reniega de ellos ideológicamente.

La esquizofrenia conduce a que ganar dinero genera un sentimiento de culpa. Sectores medios de Argentina, así, sufren el síndrome del burgués acomplejado, consistente en abominar contra el capital mientras al mismo tiempo se lo acumula soterradamente, sin estridencia.

El escritor Marcos Aguinis, en una reciente nota titulada “Elogio de la clase media”, aclara que este grupo social tiene defectos como tiene el resto de las clases, pero sus virtudes son estratégicas para la prosperidad futura de Argentina.

“En lugar de descalificarla –como hacen ideólogos arcaicos- deberían desplegarse los proyectos que contribuyeran a convertir a la clase media argentina en el lugar hacia donde se afanen por integrarse quienes sufren pobreza y desconsuelo”, aconseja.

Según Aguinis, la clase media argentina, vinculada históricamente a la inmigración europea, portó valores que dieron sustento a tres culturas: la cultura del trabajo, del esfuerzo y de la honestidad.

Esta clase estuvo dominada por ambiciones legítimas de prosperidad y progreso, aunque no aspiraba a fortunas enormes. Mientras ella le dio la tónica al país “el estudio era un dato cotidiano, infaltable, obligatorio”, al tiempo que se aplaudía el mérito y se elogiaba la tenacidad.

La ambivalencia argentina ante la clase media –alabada y denostada a la vez, motivo de orgullo y de culpa al mismo tiempo- quizá sea otro aspecto de la confusa imagen que los argentinos tienen de sí mismos.

 

© El Día de Gualeguaychú

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 31/07/2012 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , ,

Esos capitales que se refugian en el exterior

¿A cuánto asciende la cantidad de dinero argentino depositado en el exterior? Se trata de una pregunta de difícil respuesta. Un reciente informe dice que hay 400.000 millones de argendólares depositados en paraísos fiscales.

El gobierno se queja de que los empresarios vernáculos no invierten lo suficiente, al tiempo que amonesta a los banqueros porque son renuentes a dar créditos para ampliar la capacidad productiva.

Hasta donde se sabe no hay capitalismo sin capitales. Es decir sin el dinero que hace las veces de la sangre que circula para darle movimiento al sistema económico.

Argentina, al igual que otros países de América Latina, a pesar de contar con numerosos activos y materias primas naturales, suele tener un déficit crónico de capitales.

De ahí la paradoja actual de que mientras el precio de su principal producto de exportación, la soja, cotiza por las nubes (superó la barrera de los 600 dólares la tonelada), rigen no obstante en el país severos controles cambiarios, a causa de la escasez de divisas extranjeras.

No es que Argentina no produzca renta o esté incapacitada de producir capitales. El problema es que esos beneficios –la masa de dinero excedente del proceso económico- en lugar de invertirse en el propio sistema se fugan de él.

“Es difícil que vengan inversiones del exterior cuando ni los propios argentinos traen sus propios ahorros”, advirtió hace poco José Ignacio de Mendiguren, titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), durante el precoloquio de IDEA para la Región NOA que se desarrolló en Salta.

Lo dijo ante el escenario actual de fuga de capitales y falta de planes de inversión que evidencia Argentina. El directivo se preguntó por qué con un mercado adecuado y bajo nivel de endeudamiento “hay tan baja inversión”.

En su opinión, “nadie deja de invertir porque es perverso. Entonces hay que saber por qué pasa eso y no enojarnos”.
En ese marco, el empresario sostuvo que “Argentina debe tener como objetivo lograr ser el mejor país para que para un argentino sea el mejor lugar para invertir sus ahorros”. “Es difícil que vengan inversiones cuando se llevan el dinero los propios argentinos”, agregó.
Cómo hacer que esos capitales propios retornen o al menos no sigan yéndose es una cuestión que debiera resolver, en todo caso, la política económica.

Los otros dilemas tienen que ver con quiénes sacan el dinero del sistema, cuál es la cuantía de esa masa dineraria, y adónde se deposita en realidad. En cuanto el primer punto –relativo a los tenedores de los fondos- se supone que son argentinos con posibilidad de ahorrar.

En este sentido, habría que descartar a jubilados, obreros y empleados y pensar más bien en la burguesía industrial y comercial, profesionales de altos ingresos, ejecutivos, e incluso políticos y sindicalistas.

Un capítulo es la expulsión del ahorro hacia el exterior y la cuantía del capital fugado. Parte de ese dinero está depositado en bancos de otros países. Otra parte se acumula en cuentas en paraísos fiscales.

Al respecto, hay 400.000 millones de dólares de argentinos escondidos en esos enclaves donde se exime de pagar tributos y se garantiza secreto bancario, según un estudio de la organización Tax Justice Network.

Ese monto de dinero equivale al Producto Bruto Interno (PBI) de Argentina de todo un año. El país es uno de los cuatro en América Latina que más dinero envió a los paraísos fiscales entre 1970 y 2010, junto con Brasil, México y Venezuela.

La investigación arroja datos conservadores, porque sólo refleja la riqueza financiera y excluye las propiedades y otros activos.

 

© El Día de Gualeguaychú

 
Deja un comentario

Publicado por en 31/07/2012 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , , ,

El regreso del vino al suelo entrerriano

Con una bodega en Colón y el entusiasmo de un grupo de pequeños vitivinicultores, Entre Ríos pretende recuperar una actividad en la que ocupó un lugar preponderante en el pasado.

Con producción propia de viñedos implantados en Colón, surgió en 2007 la Bodega Vulliez Sermet. Es la primera y única en su tipo de todo el litoral.

Allí se cultivan 3 hectáreas donde hay variedades chardonnay, malbec, merlot, tannat, cabernet sauvignon, syrah y sangiovese. Actualmente se procesan 30 mil botellas al año, por ahora para consumo interno.

Medio centenar de productores viñateros se han venido sumando estos años al sector. “En Entre Ríos se está empezando. No hay muchas hectáreas sembradas, pero la gente que está trabajando, lo está haciendo de una manera muy seria”.

Eso dijo la licenciada Felisa Sabatini, directora de la Región Litoral del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), a su paso por Victoria, el 8 de julio  pasado, según consigna El Diario de Paraná.

Sabatini acompañó en la ocasión al viñatero entrerriano Rubén Tealdi, quien lanzó la idea de reposicionar a la región de Victoria como la “Champagne Entrerriana”, como se la coronó en un concurso desarrollado en Paraná en 1887.

Esta gente anda queriendo que la provincia vuelva a ser la gran productora de vinos que fue cuando los inmigrantes europeos, a mediados del siglo XIX, trajeron el oficio de vinicultores a la tierra del General Justo José de Urquiza.

Franceses, suizos y piamonteses trasplantaron su actividad en la Costa del Río Uruguay, en la zona de Colón, Villa Elisa y San José. Hacer vino, así, era parte del legado que traían de la Vieja Europa.

La actividad viñatera se remonta a 1857. El profesor Héctor Guionet, en su libro “La colonia San José”, da cuenta de la actividad de estos colonos.  Allí habla de que la producción de vinos de Entre Ríos “mereció los más altos premios en muestras nacionales e internacionales”.

Entre Ríos alcanzó a ocupar el cuarto lugar en producción en el país en el primer tercio del siglo XX. En 1910 había 4.900 hectáreas cultivadas con vid, más que las sembradas con trigo y casi igual superficie que la del maíz.

Pero la actividad fue eliminada de raíz por una decisión unilateral. Corría la década del ‘30, y el gobierno conservador y de facto de Agustín P. Justo (paradójicamente un entrerriano de Concepción del Uruguay) elaboró un plan de extirpación de los viñedos entrerrianos.

El país, como se sabe, se diseña desde el puerto. Y en esa órbita -en el marco de una crisis del modelo agroexportador- Argentina quedó dividida en economías regionales.

El intervensionismo de la clase dominante dispuso acabar de cuajo con los vinos entrerrianos con el argumento de favorecer así a los viñateros de Cuyo y las provincias cordilleranas.

Recién en 1993 el Congreso de la Nación derogó la Ley N°12.137, de 1934, por la cual se había creado la Junta Reguladora de Vinos que delimitó cuáles zonas podían producir, y cuáles no.

Desde entonces, empezó a verificarse un lento pero sostenido resurgimiento de la vitivinicultura entrerriana. El clima, la humedad, la tierra, y el hecho de que se encuentra entre los paralelos 30° y 50° de latitud sur y entre 20 y 30 metros sobre el nivel del mar, hacen que Entre Ríos tenga un excelente potencial para el cultivo de la vid.

Al evaluar la realidad del sector en Entre Ríos, Sabatini diagnosticó que “está empezando, pero le falta”, señalando que la cantidad de producción es por ahora incipiente.

Tealdi, propietario de la chacra La Paula, está proponiendo “profesionalizar” la actividad, por ejemplo mediante el dictado de una tecnicatura de Enología.

 

© El Día de Gualeguaychú

 
Deja un comentario

Publicado por en 31/07/2012 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , ,

Tomar crédito para financiar una caja en apuros

El Estado entrerriano acaba de tomar deuda en el mercado por 129,7 millones de pesos, a una tasa entre el 15 y el 16% anual. Se trata de una estrategia –que se repite en otras jurisdicciones- tendiente a cubrir problemas de caja.

Aunque endeudarse para hacer frente a faltantes de dinero podría leerse como flaqueza presupuestaria, el gobierno no obstante festejó que se hayan podido colocar sin problemas letras del tesoro, y a tasas razonables, dando a entender que se goza de crédito entre los financistas.

“Los ofertas superaron las expectativas y la provincia consiguió una suma importante de financiamiento”, resaltó el ministro de Economía, Diego Valiero

La decisión de volver a financiarse en los mercados voluntarios de crédito es una respuesta a un cambio de escenario fiscal vinculado a déficit en las cuantas públicas.

La legislatura provincial había autorizado hace poco al Ejecutivo entrerriano a emitir “letras del tesoro” para “cubrir diferencias estacionales de caja” hasta el 5% de los recursos tributarios, poniendo como garantía la coparticipación federal.

Aunque se diga que esto no significa volver a políticas de endeudamiento, sobre todo porque los recursos prestados serán devueltos en el presente ejercicio, conviene no obstante tomar nota de la debilidad presupuestaria de la provincia.

Lo acaba por otro lado de reconocer el propio Valiero, quien ante el pedido de los docentes de un aumento de salario, para ajustarlo según la inflación real, reflexionó que “no hay excedente para modificar lo que hoy tiene de costo instalado el Estado”.

Por las dudas el ministro aclaró que la emisión de letras es para “regularizar compromisos con atrasos”. Y frente a los pedidos de recomposición salarial en la administración pública, fue más explícito: “No es posible un aumento salarial”.

“Nosotros hoy no tenemos excedentes para distribuir. No hay excedentes para modificar lo que hoy tiene de costos instalado el Estado”, remarcó el funcionario, cerrando así cualquier posibilidad de reajuste en los haberes para el segundo semestre del año.

Los problemas presupuestarios de la provincia se echan de ver en los números de la Caja de Jubilaciones. El déficit en 2011 fue 650 millones de pesos, mientras los funcionarios del área diagnostican que el esquema previsional, así como está, no es sustentable.

Por lo demás, es conocida la fuerte incidencia que tiene el pago de sueldos en el conjunto del presupuesto. A propósito, estos días se conoció que en los últimos años ha sido notable la expansión del gasto en personal en el estado entrerriano.

En el período 2005-2011 creció nominalmente un 458%, según un estudio del Instituto de Investigaciones Socio-Económico del Consejo Empresario de Entre Ríos, de cuyos números se hizo eco la agencia AIM.

Mientras la ejecución de personal de 2005 se situó en 1.250 millones de pesos, en 2011 superó los 5.700 millones. Descontada la inflación en ese período –base Indec- el incremento del gasto en personal sería del 265%, lo cual refleja un guarismo muy superior al 71% de aumento de precios acumulado.

De los datos podría deducirse una expansión de la nómina de empleados. Algunos estudios privados, por otro lado, dan cuenta que esta expansión ha tenido lugar en el conjunto del Estado (administración nacional, de provincias y municipios), superando con creces los puestos creados por el sector privado de la economía.

La búsqueda del fisco de recursos adicionales, a través de la emisión de letras del tesoro, revela una situación presupuestaria en la cual los ingresos van a la zaga del gasto en alza.

 

© El Día de Gualeguaychú

 
Deja un comentario

Publicado por en 21/07/2012 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , , , , ,

El viaje a la Luna y la teoría conspirativa

Hoy se cumplen 49 años de la llegada del hombre a la luna, algo que se asocia a un prodigio de la raza humana. Sin embargo, hay quienes sostienen que es el mayor fraude de la historia de nuestra civilización.

El 20 de julio de 1969 Neil Armstrong dejó su huella en la superficie polvorienta de la Luna, ante millones de espectadores que observaban por TV, estupefactos, el inicio de la era espacial.

La llegada de Apolo 11 a nuestro satélite fue considerada una de las mayores hazañas de la humanidad. Una muestra elocuente de hasta dónde puede llegar el hombre.

Pero el evento tiene su teoría conspirativa. La acusación, en este caso, es que se trató de un engaño del gobierno norteamericano con el fin de demostrar la supremacía espacial de Estados Unidos frente a los rivales soviéticos, en plena Guerra Fría.

Los “apoloescépticos” se suman así a la larga lista de quienes ven una trama oculta detrás de todos los hechos. Los afectos a creer en sociedades secretas, complots criminales y encubrimientos gubernamentales, son proclives a pensar que todo está digitado por un poder real que, desde la sombra, maneja los hilos de la historia.

Se diría que hay tantas teorías conspirativas como eventos importantes históricos existen. En materia espacial, por caso, hay quienes acusan a los gobiernos (el de Estados Unidos) de ocultar pruebas sobre visitas de seres extraterrestres.

Incluso hay quienes afirman que diversas razas de estos seres mantendrían un supuesto contacto con los grandes líderes de la Tierra. Pero todo se ocultaría con propósitos inconfesados.

Los que afirman que los alunisajes del programa Apolo jamás ocurrieron, hablan de que la NASA (sigla en inglés para la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos) armó un montaje y de que las imágenes que se mostraron al mundo entero fueron rodadas en un estudio.

Santiago Camacho, autor del libro “20 grandes conspiraciones de la historia”, dice allí que las tomas falsas habrían sido rodadas en la base Norton de la fuerza aérea en San Bernardino (California).

También se habla de unos supuestos estudios cinematográficos construidos en secreto en Nevada o de que pudieron utilizarse paisajes terrestres que por su aspecto rocoso podrían haber servido de escenario para el rodaje.

Una serie de películas, en tanto, han ayudado a alimentar la teoría del falso alunizaje. Una de ellas es Capricornio Uno (1978), que narra una farsa para falsificar el aterrizaje a Marte.

En Diamantes para le eternidad (1971), James Bond parece mostrar a Sean Connery caminando a través de un estudio donde se simulan los alunisajes.

Sin embargo, científicos, técnicos e interesados en la historia de la exploración espacial han rechazado estas afirmaciones calificándolas de infundadas y de no poseer rigor científico alguno.

El periodista español C. Galán Roma, que en 2009 escribió una larga nota sobre el tema para el diario 20minutos.es, cita a Manuel Cornide, profesor titular del departamento de Astrofísica de la Universidad Complutense de Madrid, quien no tiene dudas de que el hombre pisó la Luna un día como hoy pero de 1969.

“Hay gente que quiere buscar notoriedad”, dice al apuntar a los apoloescépticos. Según recordó, en su programa Apollo, la NASA tuvo en su nómina a 35.000 personas, y otras 400.000 trabajaban para ellos en empresas y universidades.

“No se puede construir un engaño donde están implicadas miles de personas en las observaciones, algún día lo dirían. Es imposible poner a miles de personas de acuerdo para mantener un engaño de esta magnitud”, razonó Cornide.

 

© El Día de Gualeguaychú

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 21/07/2012 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , , , ,

Balance agrícola mediocre y expectativa por la soja

Algunos estudios revelan que la facturación de los productores entrerrianos, en la temporada 2011/2012, apenas superó los costos. El valor récord que hoy tiene la soja, ¿empujará la producción de la próxima campaña?

El cálculo de la revista X-Más, que coteja la inversión realizada por los productores y las proyecciones de facturación, arroja que el balance agrícola entrerriano fue mediocre económicamente.

El razonamiento es el siguiente: apenas se cubrieron los costos, pese a la firmeza de los precios de los granos. Aunque si bien es cierto que se sembró un 3,53% menos de hectáreas que el ciclo anterior, las expectativas de buenos rindes no se cumplieron.

Allí jugó en forma negativa, según el análisis, el factor climático de La Niña, que produjo sequía, y pérdida consecuente de cultivos. Se cosecharon 5.906.254 toneladas, lo que significó una disminución del 3,63% respecto del volumen de la campaña anterior.

Paralelamente, conspiró contra la rentabilidad del negocio agrícola la fuerte suba de los costos de implantación (léase arrendamientos e insumos en general). A esto hay que sumar los costos de comercialización, asociados a los fletes.

La facturación global estuvo por debajo de las expectativas de los agricultores, y de hecho apenas compensó los costos de producción. Para determinar esa ecuación la revista X-Más tomó los precios de pizarra más cercanos a la fecha de finalización de la cosecha de cada uno de los cultivos, y los multiplicó por la producción total.

De esta forma se simuló una venta general de los cultivos. Se trata de una operación abstracta, ya que los granos no se venden todos juntos ni en forma total. Como sea da una idea general del negocio agrario.

El resultado es que el valor de la producción agrícola entrerriana para la campaña 2011/2012 fue de 6.142,46 millones de pesos. Eso representa una baja del 2,13% en relación al año anterior.

Y cotejado con los costos de producción, que según la Bolsa de Cereales de Entre Ríos se situaron en 5.200 millones de pesos, se puede inferir que la ganancia del sector estuvo en 900 millones, a repartir entre todos los actores.

Según el informe lo que está incidiendo en la disminución de hectáreas sembradas son las complicaciones de comercialización, “que por cuarto período consecutivo sigue siendo uno de los factores que más enoja al productores”.

Al respecto, se indica que “este año ni siquiera se han encontrado valores de pizarra para referenciarse en forma constante”. Esta incertidumbre en las cotizaciones, motivada por la manipulación estatal de los mercados, aumenta los riesgos del negocio, y por ende retrae la producción.

La soja en Entre Ríos es la estrella del negocio agrícola. Sobre un total de 1.963.196 hectáreas implantadas en territorio provincial en la última campaña, 1.254.670 hectáreas se destinaron al poroto.

Es decir, el 60% del total de las tierras sembradas está cubierto por esta oleaginosa. Con respecto a la producción granaria de la provincia, la soja representa casi la mitad del volumen total (2.660.154 ton. sobre 5.906.254 ton.).

En este sentido, el hecho de que la soja se haya situado en 600 dólares la tonelada en Chicago, permite inferir que la oleaginosa será clave en la campaña que viene.

De todos modos en el sector prima la cautela ya que se especula que el valor del poroto puede oscilar a la baja, cuando a mediados del año que viene se venda la cosecha del Hemisferio Sur, que se prevé récord.

Según algunos informes el panorama del negocio agrícola no viene con los mejores pronósticos en Entre Ríos, asociado a la incertidumbre y los mayores costos.

 

© El Día de Gualeguaychú

 
Deja un comentario

Publicado por en 21/07/2012 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , ,

La escuela frente a las tecnologías asesinas

Las nuevas tecnológicas aplicadas a las aulas, ¿están al servicio de las competencias que la escuela en teoría debe garantizar? ¿O se erigen en fines en sí mismos, sustituyendo el ideario educativo?

La vieja discusión de los fines y los medios se reactualiza ante la inclusión de los ordenadores en el ámbito escolar. ¿Quién se subordina a quién: la tecnología a la escuela, o ésta a aquella?

“Tecnologías asesinas”, así se llama en el mundo de la informática a aquellas que se proponen la erradicación de una tecnología anterior. El correo electrónico, por ejemplo, ha eliminado al corre tradicional.

La máquina de escribir no sobrevivió al teclado digital. En estos casos, el salto tecnológico supuso que una forma superior absorbiera a la anterior. Algunos piensan que el libro impreso es un objeto terminado, aunque hay signos de resistencia a la pantalla.

En educación se busca que la tecnología sea una herramienta que colabore en el objetivo educativo de adquirir la lengua, la escritura, la comunicación, los conceptos matemáticos, la posibilidad de pensar el mundo natural y social y la introducción del pensamiento científico.

Sin embargo, hay razones para sospechar que la inclusión de estas tecnologías estarían siendo más “disruptivas que benéficas”, según la afirmación de Gustavo Iaies y Juan Rubial, consultores del Centro de Estudios de Políticas Públicas (CEPP).

“¿Estamos pensando estas tecnologías como aplicaciones asesinas o como un aporte al mejoramiento de la tecnología principal: la escuela?”, se preguntan los autores en un reciente artículo aparecido en Clarín.

Según declaran, las experiencias en este sentido en América Latina no han dado hasta el momento los resultados esperados. Y más bien dan a entender que el remedio ha sido peor que la enfermedad.

En el camino la escuela sigue exhibiendo los mismos déficit que antes, e incluso agravados. Y acaso pudiese estar cambiando pero en sentido inverso al buscado. Va en dirección opuesta a la mejora de la experiencia educativa global de los chicos.

Iaies y Rubial se preguntan directamente si las nuevas tecnologías, en el ámbito escolar, no han devenido “asesinas”, en el sentido de que han olvidado su condición instrumental, para “querer construir una escuela a su imagen y semejanza”.

Por lo pronto, el dato es que mientras las nuevas tecnologías adquieren dentro de los muros escolares derecho de ciudadanía, los chicos hablan y escriben cada vez peor el idioma.

Los pedagogos se muestran perplejos ante los problemas de lecto-escritura de los jóvenes, y se preguntan qué hacer conla Lengua como disciplina. La preocupación es lógica, si no se sabe leer, ¿cómo hará ese chico para descifrar los contenidos de las otras disciplinas?

Guillermo Jaim Etcheverry, en su libro “La Tragedia Educativa”, ya advertía sobre el atajo tecnológico, es decir sobre la errónea creencia de que la aplicación tecnológica en el aula resuelve los dilemas educativos de la escuela.

Al respecto recordaba que el atractivo que ejerce el empleo de la tecnología en la escuela, que daba lugar a promesas de salvación infundadas, no es nuevo.

Thomas Alva Edison, por ejemplo, predijo  en 1922: “El cine revolucionará nuestro sistema educativo y (…) en unos pocos años, reemplazará en gran medida, si no totalmente, a los libros de texto”.

William Levenson, director de las escuelas públicas de Cleveland, decía en 1945 que “llegará el día en que una radio portátil será tan habitual en el aula como el pizarrón”.

¿Quién somete a quién: la escuela a la tecnología o viceversa?

 

© El Día de Gualeguaychú

 
Deja un comentario

Publicado por en 16/07/2012 en Uncategorized

 

Etiquetas: , , , , , ,